lunes, 20 de marzo de 2017

¿Qué será de las vagas noches muertas?
¿Qué será de la compañía de los textos
y la serena soledad con ellos
para mantener nuestras mentes frescas?

¿Qué será de los libros perdidos
y la joven sonrisa atonlondrada?
¿Qué será de las cartas encontradas
y el letal placer del querer rendido?

¿Qué será, oh candorosa memoria,
el día en que me malogres y olvides
esta otra vida de pasión sin gloria?

¿Qué será, del día en que ya me domines
condenado vencedor de victorias,
ay, olvido, si no me lo impides?




1 comentario:

  1. Supongo que para saber la respuesta tendremos que esperar...

    ResponderEliminar